Teléfono: (55) 7261-4247 / (55) 7261-4232

Evento Seguridad

Esta será la década de México.
Con esta frase comienzan varios estudios de prospectiva económica mundial de las principales calificadoras globales. Por ejemplo, Jim O’Neill, economista en jefe de Goldman Sachs y quien acuñara el termino de los BRICs, advierte que México será la séptima economía más grande del mundo para el 2020 -superando a Brasil- y representará el 7.8% de la economía global. Si México continúa por el camino que se ha trazado podrá cumplir este pronóstico. Las razones son las siguientes. En primer lugar, tiene una inigualable posición estratégica en Norteamérica (región económica más grande del mundo con un comercio interno superior a los 900 mil millones de USD), es una nación “puente” con Asia Pacífico y Latinoamérica las dos regiones con las mayores tasas de crecimiento económico de los últimos años y cuenta además con un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea. En segundo lugar, México no se subió a la “ola” de la venta de commodities como lo hiciera Brasil. Por el contrario, mantuvo una estrategia de alta competitividad en sectores manufactureros (como el automotriz, aeroespacial y electrónico), que sumados con una mano de obra calificada, un creciente mercado de consumo interno y su red de tratados comerciales lo hacen un hob de atracción económica mundial. Tercero, México mantiene finanzas macroeconómicas que le han concedido una estabilidad envidiada por muchas economías del mundo. Esto le permitió resistir la crisis financiera internacional y lo convierte en un polo de inversiones y atracción de capital humano global. Cuarto, la economía mexicana se está modernizando en varios sectores como en telecomunicaciones (40 millones de usuarios de internet y 90 millones de líneas celulares), servicios aeroportuarios (85 aeropuertos), un sistema carretero y portuario mejor interconectado de costa a costa (123 mil Kms. de carreteras y 16 puertos marítimos), un nuevo sistema satelital que incluye un satélite reservado para intercomunicación de seguridad nacional, fuertes inversiones en vivienda que detonan la industrias de la construcción y servicios conexos como el de seguridad. Finalmente, existe un panorama promisorio de aumento de la competitividad de México gracias a la aprobación de reformas estructurales pendientes con el apoyo de las principales fuerzas políticas del país a través del llamado “Pacto por México”

About the Author

Leave a Reply

*